Estilo Escandinavo

Entre los estilos de decoración, el escandinavo (hygge) destaca por sus espacios despejados y el minimalismo. El color blanco es el predominante; el techo, suelo, paredes y mobiliario con el mismo tono. El objetivo es transmitir paz, sencillez y tranquilidad.

Los largos inviernos del norte de Europa dieron paso a estilos de decoración como el escandinavo. La necesidad de llevar luz al interior de los hogares se adueñó del siglo XX. Hoy sigue vivo y se ha extendido por todo el mundo.

Destacan los elementos fabricados en maderas de colores claros (blancos, beige y grises), que se combinan con metales, piedras y fibras naturales. Los muebles de estilo vintage moderno roban el protagonismo en la decoración de interiores con la fórmula escandinava.