Estilo Oriental

En este tipo de decoración prevalece el equilibrio perfecto, tanto que casi todo se encuentra al nivel del suelo. Predominan los colores neutros.

Tiene su origen en el mundo oriental y se ha extendido por todos los continentes. La idea es concebir espacios llenos de paz y en equilibrio perfecto.

Los materiales son parte de la cultura oriental. El bambú, piedra, papel de arroz, madera de cedro y la seda están presentes en todas las habitaciones de estilo oriental.

El contraste de materiales se hace respetando los conceptos del yin y el yang. Esto se consigue al combinar, por ejemplo, materiales que contrastan, como muebles de mimbre con tejidos de seda.